miércoles, 14 de agosto de 2013

En Verano... Veraneo - My Summer Time

Ya tenemos Agosto bien instalado... ¡por fín! Y el otro día me sentí tan identificada con lo que decía Baballa, que hasta le dejé un comentario. Era este: "¡Hola Lucía! Aunque no suelo comentar, porque te leo siempre en el correo, hoy ha sido diferente. "Nos vamos de veraneo..." me ha transportado a mi niñez, cuando existía el verano y el veraneo, pero no las vacaciones. Mi padre, conductor de autobús, hacia jornada y media, y por la noche lavaba los autobuses... En fin, eran otros tiempos, y el verano sabía a polos de hielo, a siestas y, sobretodo, a tertulias con la familia, por la noche y tomando el fresco en la puerta.
¡Mil Gracias!
María".


♥ Salida a la playa desde el Camping Tamarit Park ♥

Ha pasado mucho tiempo de eso y, afortunadamente, las cosas han cambiado. Mis hijas están teniendo una infancia que ni de lejos tuve yo. Sin embargo, si que me gustaría que tuvieran también esa percepción del verano. Creo que es por eso que a mi me gusta tanto.

Ahora, las tertulias al fresco han quedado para el recuerdo, pero bueno, nosotros aprovechamos estos dos meses y algo más de vacaciones, para hacer cosas diferentes y a otro ritmo, que sean divertidas y en familia, porque el verano es, sobretodo, tiempo de reencuentro con la familia.


Vivimos muy al sur, en Antequera (Málaga). Los tíos y abuelos más cercanos los tenemos en Granada. Los otros en Tarragona, así que desde hace ya 4 años, aprovechamos los días de vacaciones para visitarlos y disfrutar de unos días de camping a pie de playa, en plena Costa Dorada, ¡que nos encanta!. Conocemos ya muchos campings pero nuestro favorito es Tamarit Park. Enclavado en un paraje natural, bajo un pinar donde fácilmente te encuentras ardillas correteando y con acceso directo al mar. Además, varios espectáculos cada noche consiguen que los días resulten redondos. El otro día, precisamente, os enseñé el souvenir del verano que preparamos mientras estuvimos allí, y que ahora rondará por la cocina, al menos otro año, evocando los buenos momentos que pasamos en Tamarit.


El resto del tiempo lo pasamos en casa, recibiendo a los abuelos, tíos y primos que nos visitan o haciendo pequeñas escapadas los fines de semana y días libres que tengamos. Entretanto, vamos viviendo y haciendo nuestro veraneo particular:


  • Levantándonos sin despertador y acostándonos tarde
  • Observando las estrellas después de cenar
  • Disfrutando de ricas barbacoas: carne, pescado...¡todo vale!
  • Tomando helados de postre
  • Jugando partidas de parchís y dominó
  • Saliendo de compras tempranito... Mis niñas con sus trenzas y vestiditos de tirantes, ¡que están para comérselas!
  • Piscineando mucho y playeando lo que se puede...



En fin, quizás haya más de nostalgia que otra cosa, pero creo que la actitud es lo más importante. Bajar las revoluciones y coger el ritmo del verano. Seguro que los niños lo notarán, y con ellas en casa las 24 horas, para mi es la mejor de las opciones. Probablemente, cuando sean mayores hasta lo agradecerán. 

Así que, os recomiendo que lo intentéis... se pasan ratos muy divertidos y entrañables. Por ejemplo, hace unas cuantas noches, después de cenar estuvimos observando las estrellas. El objetivo era ver alguna estrella fugaz para poder pedir un deseo. Colocamos las cuatro sillas en fila y fueron 25 ó 30 minutos, escuchando sus ocurrencias y diálogos... tuvimos momentos desternillantes, aunque debo reconocer que tengo dos "cotorras" que no paran ni un segundo, jeje

En fin, ¿qué queréis que os diga? Que ahora soy yo la que tiene niños y, por eso, En verano... Veraneo. Estáis todos invitados... ¿Quién se apunta? ;)

Gracias por estar al otro lado 

P.D. A quien le apetezca, seguiremos en contacto por Facebook, compartiendo ideas creativas, tutoriales, Diy y muuuchas cosas bonitas, y por Twitter, compartiendo los tweets más interesantes para cualquier bloguer, además de ideas, sorteos, actualidad..



23 comentarios:

  1. Qué bonito María!!!
    Me ha encantado todo lo que cuentas y cómo lo cuentas!!!
    Besos.
    Marian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Marian!

      Me alegra mucho, pero que mucho, que te haya gustado.

      Besines :)

      Eliminar
  2. A veranear sea dicho... en casa, en la playa, con o sin la familia adjunta, lo importante es saborear al máximo estos días de descanso. Yo la verdad que ya he alcanzado el cupo de sol y playa, y me encantaría poder hacer un viaje cultural por la Vieja Europa, para seguir conociendo mundo y además tener un respiro del calor. Pero como no podemos por la mayor que no puede montar en avión, me conformo con revivir los buenos momentos de viajes anteriores viendo fotos y más fotos. Te deseo un feliz veraneo con tu linda familia. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tiene vivir tan cerquita del mar, que hasta se cansa uno, jeje. A nosotros, aunque sean 15 días, siempre nos saben a poco, aunque yo te confieso que soy de secano: casi ni me baño, pero disfruto viendo a las niñas y contemplando el mar. Y, supongo, que cuando sean más mayores podremos ir introduciendo más visitas culturales.

      Te deseo que pases también unos muy buenos días de semi-descanso. Ya se sabe que las mamis no descansan nunca ;)

      Besines y hasta pronto :)

      Eliminar
  3. Me ha encantado. Me ha transportado a mi infancia y de eso hace ya algunos años....gracias por compartir esta historia tan entrañable con nosotros....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti Pilar! Por parar y comentar.

      Besines :)

      Eliminar
  4. oh! que buena elección, sin duda una de mis playas preferidas de la zona! siempre que puedo paro ahí al salir de trabajar y relajarme un rato. No sé si sabes que a partir de mañana hay un mercadillo de artesanía en altafulla, junto al castillo de Tamarit, no sé qué tal llevas el catalán, pero en este blog hay más info, y además montan parada! http://www.craftandartists.cat/
    un besote y... disfruta de las vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Javi! No sabía lo del mercadillo de artesanía. Echaré un vistazo y el próximo año lo tendré en cuenta por si coincide los días que yo ande por ahí. Este año han sido sólo 9 días en Tarragona y no bajamos para Salou, ni nada...sino te habría avisado.

      P.D. Una curiosidad: Tercero de carrera lo hice en la Universidad de Lleida, así que el catalán escrito, al menos, lo entiendo...aunque no me atreva a decir ni una palabra, jeje.

      Besines y Felices vacaciones!!

      Eliminar
  5. Qué bonita reflexión... Lo de bajar de revoluciones es totalmente cierto y necesario: yo llevo ya 4 días sin dar un grito y quizá es porque tanto mis hijos como yo estamos en modo "veraneo"
    Besitos (qué niñas más preciosas que tienes!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja...Gracias Luz. Es verdad que se grita menos.

      Besines y que disfrutes de estos días que quedan.

      Eliminar
  6. Preciosa la entrada María, me ha encantado como se nota que escribes con el corazón, tu niña en la sillita para comersela y la foto de las tres tan relajadas y alegres divina, te mando un super beso y mi enhorabuena por la family tan estupenda que tienes y como sabes aprovechar los momentos con ellas. Yo sabes que tengo tres niñas y pasa el tiempo que no puedo evitar echar una lagrimilla de vez en cuando de nostalgia. Mi pequeña dice que siempre será mi bebe je, je.... En fín, de lo que estoy contenta es que aunque la mayor que ya tiene 19, la mediana que tiene 15 , sigue disfrutando los momentos en familia como siempre, nunca le da pereza salir con nosotros y adora viajar con la familia, ¿algo habremos echo bien verdad? No hay como sentar las bases..... lo demás viene solo. Un beso y perdona mi parrafada es que tu post me ha hecho reflexionar. Besos Mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De perdonar nada! Me ha encantado tu comentario y me ha emocionado también. Ese es mi sueño: que cuando sean mayores no vean a sus padres como un rollo y podamos seguir teniendo momentos de disfrute juntos.

      Te deseo unos felices días de verano y hasta pronto.

      Besines :)

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu verano y como lo describes, parece que el tiempo se detiene y realmente ves crecer a la gente que esta a tu alrededor lentamente y no de golpe. Totalmente un verano slow :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, aún así, pasa volando, ¿verdad?

      Uff...qué poquito queda. ¡Verano, ve más despacio!

      Besines ;)

      Eliminar
  9. Hola María! No conocía tu blog, pero por lo que has escrito creo que me quedo por aquí, la forma en que describes el verano es como a mi me gusta pasarlo, con mi família y con mi chico, tomarse las cosas con un poco más de calma. Tus niñas son preciosas! :)

    Un beso! http://sarasweetsandcupcakes.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Sara! Es un placer que decidas unirte al pequeño grupo de Mimosorum. Espero que te guste mucho todo lo que vayas viendo y encantada de contar contigo.

      Besines y hasta pronto ;)

      Eliminar
  10. Que bonito María, me he emocionado leyendo tu post, nostalgia, nostalgia, que las que tenemos los niños "grandes" sentimos nostalgia, por eso es tan importante disfrutar de ellos con esas edades, y te aseguro que esto es un fruto que recogerás cuando sean mayores. Este año he podido disfrutar de mis hijos!!! uf que bien, todos juntos en el "veraneo", playa, comidas, estupendas tertulias nocturnas.... en fin, y cuando han empezado a desfilar.... ni te cuento!!
    Pasa el tiempo tan rápido que casi no nos damos cuenta, por eso me encanta verte disfrutar de tus niñas como yo he disfrutado de los míos. Besos guapa y sigue disfrutando muuuucho!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, si a mi ya me pasa. Delia tiene solo 8 años, pero cuando echo la vista atrás, puff...pues eso, que parece que fue ayer. Y soy consciente que en unos cuantos años más, pues ya serán adolescentes y mayores... Pero, bueno, estoy contenta, porque desde que nació la he disfrutado cada minuto muchísimo, y luego vino Diana, mi pastelito...quizás sea, porque aposté por tener una vida familiar y personal, ya que por motivos de salud no podía tener vida profesional, así que son como una terapia, hay días que me cuesta horrores salir adelante, pero bueno, ahí vamos...ya se sabe, que hace más quien quiere que quien puede.

      Besines y felices días de verano!

      Eliminar
  11. Maria disfruta muchísimo del veranito!! aunque ya se ve que lo haces ;)
    Me encanta la foto en la que salis las tres!! Las niñas guapísimas.
    Un beso fuerte y hasta la vuelta!
    Su.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias, Su. La verdad es que yo adoro el verano, no me importa el calor...lo que no soporto es el invierno: mis problemas musculares se acentúan con el frío y se me hace eterno. Así que el verano, me sabe a poco :(

      ¡Besines guapa y hasta prontito ya!

      Eliminar
  12. A disfrutar y descansar, que has trabajado mucho este año.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ufff...la verdad que echa uno la vista atrás y piensa: "Madre mía la de cosas que he hecho"... pero en mi caso es inevitable, soy activa y me mantengo mucho mejor así, aunque tampoco le hago ascos a los descansitos y vacaciones, jeje... Mil gracias por pasarte Sara!! Hasta pronto. Besos

      Eliminar

Vuestros comentarios son vitaminas para mi. ¡Anímate y déjame uno!

¡Gracias!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...